Calamidades apocalípticas Jesús, te confieso que tengo miedo 29 de noviembre de 2018 Ricardo Grzona
Calamidades apocalípticas
Calamidades apocalípticas Jesús, te confieso que tengo miedo 29 de noviembre de 2018 Ricardo Grzona
Blog de la Biblia

Reflexiona:

«En todos los países, la gente estará confundida y asustada…»

Piensa:

Están de moda las películas que presentan catástrofes y calamidades apocalípticas. Hace poco hubo un terremoto en una gran ciudad, luego una explosión en un volcán que cubrió de cenizas unas poblaciones y también un tsunami dejó devastadas varias costas. En todos estos lugares hubo muchos muertos y heridos. Mi primera impresión al ver estas catástrofes es relacionarlas con los textos bíblicos del final de los tiempos. Luego veo que el cine presenta estas historias con mucha crueldad y en mi interior también hay miedo y angustia.

Sin embargo, desde que los Evangelios fueron escritos hubo también muchas calamidades, pestes, poblaciones enteras fueron diezmadas y el mundo continúa. Hubo en la historia muchos líderes que hicieron y hacen estragos en poblaciones enteras. Hay hambre en muchos lugares del mundo, hay miseria en muchos países que conocemos. Es válido preguntarse ¿Señor, es que estos son signos de que se acabará el mundo y que tú vuelves a reinar?

Esas preguntas y muchas otras sobre el tema del mal en el mundo, vienen realizándose desde hace mucho tiempo. Hoy la pregunta no es para la humanidad, es una pregunta para que te hagas tú. ¿Cuál es tu reacción ante estas catástrofes? Muchos se contentan con poner en su muro de redes sociales con una carita triste lo que acontece. Sin embargo, estas situaciones que pueden ocasionar miedo, son en realidad una clara muestra de nuestra solidaridad. Por ejemplo, si está en tus manos poder ayudar a alguien que sufre, en vez de cuestionar a Dios y tener miedo, ¿por qué no actuar? ¿Podrías intervenir tú y hacer más llevadera esta situación? Recuerdo en un terremoto muy grande cómo los jóvenes de los que se creía que eran indolentes, salieron a ayudar a todas las brigadas de emergencia y sin ellos no se hubieran podido salvar muchas vidas.

Que estas situaciones más que darte miedo, deben darte valor para ayudar a otros en nombre del Señor

Dialoga:

Señor Jesús, cuando leo estos textos del Evangelio y los comparo con mi realidad, te confieso que tengo miedo. Pero entiendo que tú me llamas por mi nombre a ser un testigo de tu amor actuando en favor de los demás. Te pido que el miedo no me paralice, sino que me dé la fuerza y el valor de sentirme convocado por ti. Muéstrame Señor, dónde quieres que yo actúe y que ofrezca el testimonio. Aún con miedo, acompáñame a emprender esta misión.

Concéntrate:

Repite varias veces durante el día: «Señor, que sea valiente para anunciar tu reino»

Recalculando:

Hoy te invito a repensar en la forma que actúas cuando ves una situación de angustia y peligro, especialmente para otras personas. Si no puedes estar en la escena del servicio, puedes ayudar a través de una agencia que esté disponible para hacerlo. Principalmente con tu tiempo voluntario y también consiguiendo recursos para damnificados. Verás que cuando actúes así, te reafirmas como cristiano.

Texto del Evangelio de hoy: San Lucas 21:20-28

«Cuando vean a los ejércitos rodear la ciudad de Jerusalén, sepan que pronto será destruida. Los que estén en la ciudad, salgan de ella; los que estén en los pueblos de la región de Judea, huyan hacia las montañas; y los que estén en el campo, no regresen a la ciudad. En esos días, Dios castigará a los desobedientes, tal como estaba anunciado en la Biblia. Las mujeres que en ese momento estén embarazadas van a sufrir mucho. ¡Pobrecitas de las que tengan hijos recién nacidos! Porque todos en este país sufrirán mucho y serán castigados. A unos los matarán con espada, y a otros los llevarán prisioneros a otros países. La ciudad de Jerusalén será destruida y conquistada por gente de otro país, hasta que llegue el momento en que también esa gente sea destruida.

»Pasarán cosas extrañas en el sol, la luna y las estrellas. En todos los países, la gente estará confundida y asustada por el terrible ruido de las olas del mar. La gente vivirá en tal terror que se desmayará al pensar en el fin del mundo. ¡Todas las potencias del cielo serán derribadas! Esas cosas serán una señal de que estoy por volver al mundo. Porque entonces me verán a mí, el Hijo del hombre, venir en las nubes con mucho poder y gloria. Cuando suceda todo eso, estén atentos, porque Dios los salvará pronto.»

Texto bíblico: Traducción en lenguaje actual  ® © Sociedades Bíblicas Unidas, 2002, 2004.

Leer más posts sobre: Lectio Divina

Ricardo Grzona
Ricardo Grzona

Hermano Ricardo es argentino, y radica actualmente en Miami, Florida. Es experto en Lectio Divina y presidente ejecutivo de la Fundación Ramón Pané, que trabaja en la «Nueva Evangelización» por los diversos medios de tecnología. Junto con un pequeño grupo de jóvenes entre 25 y 32 años de edad, Ricardo prepara las aportaciones diarias para el Lectio Divina.

Leé más de Ricardo Grzona

Gracias al apoyo fiel de nuestros socios financieros, American Bible Society ha ayudado a las personas a interactuar con el mensaje transformador de la Palabra de Dios por más de 200 años.

Ayúdanos a compartir la Palabra de Dios con los más necesitados

Haz Tu Donación Ahora

Subscríbete

Quiero recibir consejos, materiales y recursos bíblicos.

×

Subscríbete

Quiero recibir consejos, materiales y recursos bíblicos.