Cinco detalles sobre el Adviento Los 22 días antes de Navidad son el tiempo de Adviento 27 de noviembre de 2018 Gary Wiley
Cinco detalles sobre el Adviento
Cinco detalles sobre el Adviento Los 22 días antes de Navidad son el tiempo de Adviento 27 de noviembre de 2018 Gary Wiley
Blog de la Biblia


¿Cuándo comienza el tiempo de Navidad?

Parece que cada año la temporada navideña, al menos la parte comercial, comienza cada vez más temprano. En mi ciudad vi exhibiciones de adornos navideños en las tiendas una semana antes de Halloween. Durante todo el mes de noviembre vemos comerciales tratando de animarnos a comprar regalos para Navidad. Durante todo el mes de diciembre, si no antes, escuchamos las canciones de Navidad en las tiendas y por la radio. Llega el 24 y 25 de diciembre y celebramos, pero ya estamos cansados con la guerra relámpago comercial. ¿Hay una solución para no perder el significado de la Navidad y prepararnos para celebrar el gran evento del nacimiento de nuestro Salvador?

En el ámbito eclesial el tiempo de Navidad comienza a medianoche en la víspera de Navidad, pero también sigue por doce días después hasta el seis de enero, que se conmemora la visita de los magos de Oriente al Niño Jesús. ¿Hay algo especial que debemos observar antes de Navidad? Te cuento algo sobre el Adviento.

El Adviento se originó como un tiempo de ayuno

El tiempo de Aviento inicia cuatro domingos antes de Navidad, este año cae el 3 de diciembre. Aunque no sabemos exactamente cuándo se comenzó a observar este tiempo, los monjes en el siglo quinto guardaban un ayuno tres veces a la semana en preparación para Navidad. El tiempo invita a los cristianos a ayunar para que puedan enfocarse en el arrepentimiento y la oración.

La fecha de inicio de Adviento puede variar

El Adviento siempre comienza cuatro domingos antes de Navidad, pero como el 25 de diciembre puede caer en cualquier día de la semana, afecta la fecha del inicio de Adviento. En 2019 será el 1 de diciembre y en 2020 será el 29 de noviembre.

El Adviento es un tiempo de pena y de alegría

Aunque parece que todo el mundo está buscando la forma de celebrar y festejar, durante las semanas previas a la Navidad, los cristianos por siglos han tomado el tiempo de Adviento como uno para orar, reflexionar sobre el año que está por concluir y rogar por el pecado y la maldad en nuestro mundo. Es un tiempo de pena, sí, pero a la vez, como cristianos tenemos esperanza. Nos preparamos para nuevos comienzos, anticipamos la segunda venida de Cristo antes de la celebración de su primera venida. Es también un tiempo para renovar nuestra fe.

Una parte de la observación del Adviento es encender velas en una corona

Tanto en las iglesias como en los hogares, se encienden velas en una corona para marcar las semanas antes de Navidad. Las velas nos recuerdan la esperanza y la luz eterna que trae Jesús. Cada domingo una vela está encendida y corresponde con un aspecto del mensaje que proclama Jesús: esperanza, paz, alegría y amor. Son tres velas moradas y una vela rosada.

El tercer domingo de Adviento es un día para regocijarse

La vela rosada está encendida en el tercer domingo, el domingo de alegría. Este día es diferente de los otros domingos de Adviento, que están enfocando en el arrepentimiento; este es un día para celebrar la eminente llegada de Jesús en Navidad.

El Adviento es un tiempo de preparación espiritual porque algún día Jesús vendrá, no como bebé, sino como Rey victorioso y debemos estar preparados. Cada año utilizamos este tiempo para hacer un inventario espiritual y poder celebrar su natividad con todo gozo y agradecimiento.

Que el Señor te guíe en tu preparación este año.

«¡Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
porque ha venido a rescatar a su pueblo!
Nos ha enviado un poderoso salvador,
un descendiente de David, su siervo» (Lucas 1:68–69).

Leer más posts sobre: Relaciones SaludablesFamilia

Gary Wiley
Gary Wiley

Soy escritor y coordinador de contenido en español para el programa de integración-bíblica de American Bible Society. Viví por muchos años en Lima, Perú, donde servía como pastor y misionero con mi familia. Después pasé 15 años en la ciudad de Nueva York, sirviendo como pastor. Recibí una Maestría de Divinidad del Seminario Teológico de Asbury en Wilmore, Kentucky. Ahora vivo en Merchantville, New Jersey, con mi esposa, Charlotte y tenemos 40 años de casado. Tenemos tres hijos adultos y nueve nietos y somos parte de la parroquia de San Pedro en Merchantville.

Leé más de Gary Wiley

Gracias al apoyo fiel de nuestros socios financieros, American Bible Society ha ayudado a las personas a interactuar con el mensaje transformador de la Palabra de Dios por más de 200 años.

Ayúdanos a compartir la Palabra de Dios con los más necesitados

Haz Tu Donación Ahora

Subscríbete

Quiero recibir consejos, materiales y recursos bíblicos.

×

Subscríbete

Quiero recibir consejos, materiales y recursos bíblicos.