Conocer Jesús nos llama a conocer a nuestros vecinos 18 de octubre de 2018 Ricardo Grzona
Conocer
Conocer Jesús nos llama a conocer a nuestros vecinos 18 de octubre de 2018 Ricardo Grzona
Blog de la Biblia

Reflexiona:

«Y ahora, vayan.»

Piensa:

Aunque la música digital es cada vez más popular y los artistas venden más por este medio que los discos físicos, ¿has notado que cada vez hacen más conciertos y giras? Hace algunas décadas eran pocos los artistas que hacían giras grandes y presentaciones en vivo, pero en los últimos años, quienes se quieren posicionar necesitan hacer más presentaciones en vivo, firmas de autógrafos, y los famosos «unplugged» o discos de primera fila.

Y es entendible, estamos en una época en que estamos saturados de información digital, y es necesario el contacto «personal y real» con las personas que te quieres conectar, y esto es en ambos sentidos, tanto para el artista como para los fans.

Hoy vemos a Jesús enviando a un grupo de personas para visitar personalmente a las comunidades cercanas, seguramente en esos pueblos ya se había escuchado hablar de él, pero ahora les da indicaciones de ir directamente a su encuentro, conocerlos, vivir con ellos, para conocerlos y entenderlos.

Quizá los enviados estaban un poco temerosos, porque se lanzaban a una aventura por su cuenta, no iban a estar a lado de su maestro, llegarían solos y tenían una misión que cumplir, quizá algunos dudaban de poder, sin embargo, fieles a Jesús se encaminan.

Hoy esa misma invitación es para cada uno de nosotros, este mes celebramos el mes de las misiones y la Iglesia nos invita a reflexionar sobre nuestro papel como misioneros, pero no solo las misiones tradicionales donde dejas tu casa o ciudad un tiempo y te vas a visitar otros lugares. Sino una misión más personalizada, ahí donde estamos, en nuestro día a día, en nuestra casa, en el transporte, en la calle, al ir al súper, al colegio o a trabajar. En cualquier lugar donde pasemos debemos ser capaces de dar un testimonio de alegría y de amor, para que las personas que nos rodean sepan que «el reino de Dios está aquí».

Jesús nos dice a cada uno de nosotros: «¡Ahora ve!», ve por la calle dando los buenos días y regalando una sonrisa a las personas del camino, ve y sé un buen ciudadano cediendo el asiento del transporte, siendo respetuoso y amable con las personas que te acompañan; ve y sé un buen hijo, un buen hermano, un buen padre; ve y sé un profesional honesto y responsable, brinda el mejor servicio.

Vayamos pues y cambiemos el mundo, cambiando nuestra actitud. Para que en nuestro actuar las personas sientan la alegría de ser cristianos.

Dialoga:

Señor Jesús, hoy quiero aceptar tu invitación para anunciar tu palabra ahí donde yo esté. Dame el valor de saber transmitirte con mi ejemplo, dando testimonio de tu amor a los demás. Ayúdame a superar las dificultades y los miedos para ser un buen discípulo y misionero de tu palabra.

Concéntrate:

Repite varias veces durante el día: «Señor, ayúdame a ser un buen misionero»

Recalculando:

Para conocer a otras culturas, no basta sólo con leer un libro, ya sabes. Siente que el Señor te envía a salir de tu propia zona de seguridad y vas a ir a visitar a otros grupos sociales. Lo primero es conocer a estas personas, qué piensan y su cultura. Pueden incluso vivir muy cerca de ti, pueden venir de otros contextos que tal vez no conozcas. Ser misionero no significa cambiar de continente, sino de abrirse a otras personas. Seguro que en tu ciudad viven otros grupos, eso es común. Intenta dar un primer paso y conócelos. Pueden ser inmigrantes de otros países, o simplemente de edades diversas. Cuando logres cercanía con ellos, preséntate sin miedo a dar testimonio que tú eres seguidor de Jesús. Verás cómo todo puede cambiar para ti si eres testigo del Señor.

Texto del Evangelio de hoy: San Lucas 10:1-9

Después, Jesús eligió a setenta y dos discípulos, y los envió en grupos de dos en dos a los pueblos y lugares por donde él iba a pasar. Jesús les dijo:

«Son muchos los que necesitan entrar en el reino de Dios, pero son muy pocos los que hay para anunciar las buenas noticias. Por eso, pídanle a Dios que envíe más seguidores míos, para que compartan las buenas noticias con toda esa gente. Y ahora, vayan; pero tengan cuidado, porque yo los envío como quien manda corderos a una cueva de lobos.

»No lleven dinero, ni mochila ni zapatos, ni se detengan a saludar a nadie por el camino. Cuando lleguen a alguna casa, saluden a todos los que vivan allí, deseándoles que les vaya bien. Si la gente merece el bien, el deseo de ustedes se cumplirá; pero si no lo merece, no se cumplirá su deseo. No anden de casa en casa. Quédense con una sola familia, y coman y beban lo que allí les den, porque el trabajador merece que le paguen.

»Si entran en un pueblo y los reciben bien, coman lo que les sirvan, sanen a los enfermos, y díganles que el reino de Dios ya está cerca.»

Texto bíblico: Traducción en lenguaje actual  ® © Sociedades Bíblicas Unidas, 2002, 2004.

Leer más posts sobre: Lectio Divina

Ricardo Grzona
Ricardo Grzona

Hermano Ricardo es argentino, y radica actualmente en Miami, Florida. Es experto en Lectio Divina y presidente ejecutivo de la Fundación Ramón Pané, que trabaja en la «Nueva Evangelización» por los diversos medios de tecnología. Junto con un pequeño grupo de jóvenes entre 25 y 32 años de edad, Ricardo prepara las aportaciones diarias para el Lectio Divina.

Leé más de Ricardo Grzona

Gracias al apoyo fiel de nuestros socios financieros, American Bible Society ha ayudado a las personas a interactuar con el mensaje transformador de la Palabra de Dios por más de 200 años.

Ayúdanos a compartir la Palabra de Dios con los más necesitados

Haz Tu Donación Ahora

Subscríbete

Quiero recibir consejos, materiales y recursos bíblicos.

×

Subscríbete

Quiero recibir consejos, materiales y recursos bíblicos.