De preocupación a solución Lo que te hace a ti también lo hace a Jesús 28 de noviembre de 2018 Ricardo Grzona
De preocupación a solución
De preocupación a solución Lo que te hace a ti también lo hace a Jesús 28 de noviembre de 2018 Ricardo Grzona
Blog de la Biblia

Reflexiona:

“No se preocupen... Yo les ayudaré”

Piensa:

Cuando estaba estudiando en la universidad en el extranjero, un día que me cambiaba de vivienda, alguien aprovechó la situación y robó un pequeño maletín donde guardaba mis documentos completos y el dinero de la beca para pagar los últimos seis meses de mi carrera universitaria. En ese momento que me di cuenta de que me habían robado, sentí que mi mundo se había venido abajo. Estaba en verdad muy preocupado. Como estaba estudiando ciencias religiosas y yo estaba allí porque creía que era un llamado de Dios que yo me preparara en esas materias, fui a orar a la capilla. Necesitaba un momento a solas con Dios. Traté de relajarme y llamaba a Jesús a que me auxiliara en la preocupación que tenía. Solo me salió una oración desde el corazón: «Señor si yo estoy aquí es por ti, así es que te digo que nos robaron a los dos». Tal vez esa oración me serenó porque me hizo sentir que el agobio por el que pasaba era compartido y leyendo este texto del Evangelio, me quedé esa frase: Yo les ayudaré… y la repetía varias veces.

Obvio que fue difícil, pues tuve que denunciar que no tenía documentos que me acreditaran como persona en un país extranjero. Fue muy difícil. Pero lo más importante fue que cuando llegué a la universidad, un compañero mío notó mi cara de angustia y me preguntó el porqué. Yo le conté lo sucedido y él sin pensarlo abrió su cartera y me dio todo lo que él tenía en ese momento y me pidió por favor que lo aceptara, pues él quería compartir conmigo también el dolor de la pérdida. Esa señal de este compañero me dio a entender que no estaba solo, que alguien me ayudaba, y que era el Señor mismo quien lo enviaba. ¿Cómo había logrado hacer esto? Seguramente una vida de oración lo llevó a ser sensible a las necesidades de los demás. Luego reportaron que habían encontrado mis documentos y todos los papeles menos el dinero, así es que hubo tranquilidad. Finalmente, una familia extranjera, a la que algunos compañeros escribieron me giraron el dinero para culminar los estudios y aquí estoy.

Muchas veces nos concentramos en los problemas más que en las soluciones. El Evangelio de hoy nos lleva a pensar que podemos ser parte de la solución de los problemas de los demás, si actuamos en nombre del Señor.

Dialoga:

Señor Jesús, hoy quiero darte gracias porque en las angustias que llevo, Tú me das confianza. Yo sé que me acompañas, que me ayudas y que nada debo temer. Señor, sabes de mis miedos, pero hoy pongo mi vida en tus manos para que me ayudes a no temer ante las situaciones, especialmente cuando tenga que dar testimonio de ti. Ayúdame a reconocerte en mi vida y también ayúdame a ser una solución en los problemas de los demás.

Concéntrate:

Repite varias veces durante el día: «Señor, gracias por ayudarme a ser mejor persona»

Recalculando:

Si quieres redireccionar tu vida sabiendo que vas a dirigirte por los caminos del Evangelio, busca a una persona que esté en una situación difícil. Puede ser porque perdió sus bienes, o perdió el trabajo, o por su salud quebrantada. Invierte tu tiempo con esa persona concreta. Dale tu amistad, escúchala y ayúdala a superar sus necesidades. Verás cómo te sientes bien, haciendo el bien.

Texto del Evangelio de hoy: San Lucas 21:12-19

«Antes de que pase todo esto, habrá gente que los perseguirá y los tomará presos. Los entregará a las autoridades de la sinagoga y los meterá en la cárcel. Por ser mis discípulos, los llevarán ante los gobernadores y los reyes para que los castiguen.

»Ésa será una oportunidad para que ustedes hablen de mí. No se preocupen en pensar qué dirán para defenderse. Yo les ayudaré a contestar con inteligencia, y ninguno de sus enemigos podrá contradecirlos ni decir que están equivocados.

»Sus padres, hermanos, familiares y amigos los entregarán a las autoridades. A algunos de ustedes los matarán. Todo el mundo los odiará por ser mis discípulos. ¡Pero no se preocupen! Si ustedes se mantienen firmes hasta el fin, se salvarán.»

Texto bíblico: Traducción en lenguaje actual  ® © Sociedades Bíblicas Unidas, 2002, 2004.

Leer más posts sobre: Lectio Divina

Ricardo Grzona
Ricardo Grzona

Hermano Ricardo es argentino, y radica actualmente en Miami, Florida. Es experto en Lectio Divina y presidente ejecutivo de la Fundación Ramón Pané, que trabaja en la «Nueva Evangelización» por los diversos medios de tecnología. Junto con un pequeño grupo de jóvenes entre 25 y 32 años de edad, Ricardo prepara las aportaciones diarias para el Lectio Divina.

Leé más de Ricardo Grzona

Gracias al apoyo fiel de nuestros socios financieros, American Bible Society ha ayudado a las personas a interactuar con el mensaje transformador de la Palabra de Dios por más de 200 años.

Ayúdanos a compartir la Palabra de Dios con los más necesitados

Haz Tu Donación Ahora

Subscríbete

Quiero recibir consejos, materiales y recursos bíblicos.

×

Subscríbete

Quiero recibir consejos, materiales y recursos bíblicos.