Perseverancia ¿Qué ha puesto el Señor en tu corazón? 11 de octubre de 2018 Ricardo Grzona
Perseverancia
Perseverancia ¿Qué ha puesto el Señor en tu corazón? 11 de octubre de 2018 Ricardo Grzona
Blog de la Biblia

Reflexiona:

«…el que confía en Dios recibe lo que pide, encuentra lo que busca y, si llama, es atendido».

Piensa:

Si has tenido la oportunidad de caminar por la orilla de un río o en alguna zona de mar donde hay rocas en la orilla, seguramente has visto las hermosas figuras que se han formado con el correr del tiempo y las olas del mar, claro que podríamos pasar días observando una roca de la orilla sin notar un cambio, pero con cada ola, a cada segundo que pasa, el agua va modificando su entorno, penetra poco a poco, y se lleva un poquito de todo aquello que toca, de tal forma que con el paso de los años, transforma totalmente el paisaje.

Así sucede en la vida diaria, seguramente hay muchas cosas que nos gustaría cambiar, pero creemos que es difícil, o a veces nos entusiasmamos y ponemos nuestro mayor esfuerzo, pero las cosas no parecen mejorar y entonces decidimos dejar de insistir. El mundo se está llenando de prisa, todo es una carrera contra el tiempo, y a veces nos llena de frustración cuando nos topamos con situaciones que no pueden cambiarse de manera inmediata.

Pero el Evangelio de hoy, es como un rayito de esperanza que nos recuerda que si en verdad anhelamos las cosas, debemos insistir, perseverar hasta lograrlo. La vida es como excavar en busca de un tesoro, la emoción inicial se puede ir pasando con el paso de los días, y el cansancio puede hacer mella en nuestra esperanza, pero debemos continuar adelante, porque no sabemos si la siguiente palada de tierra será la que revele nuestra recompensa.

Hoy Jesús nos invita a no desistir, a no perder la fe ni la esperanza, quizá las cosas no luzcan muy bien ahora, quizá estas pasando por momentos de tristeza, pero no desistas, no te abandones a la desesperación, continúa adelante, sigue caminando, sigue sirviendo, sigue amando, sigue esperando lo mejor; sé como el agua, que aunque no es muy fuerte, logra cambiar todo lugar por donde pasa, con un poco de tiempo e insistencia.

No dejes que los obstáculos del camino te impidan ir detrás de tus sueños, sigue pidiendo, sigue esperando, sigue trabajando por construir una realidad mejor cada día.

Dialoga:

Señor Jesús, muchas veces la desesperanza entra en mi corazón y me impide ver la luz. Te pido que me ayudes a ser fuerte, para no dejar de insistir en construir un mejor mundo. Dame la gracia de saber perseverar a pesar de las dificultades, para que al final del camino pueda encontrarme contigo y vivir feliz a la luz de tu mirada de amor.

Concéntrate:

Repite varias veces durante el día: «Señor, que no me canse de insistir»

Recalculando:

Seguro que tú diste por perdido algún sueño que querías realizar y no se hizo. Si este sueño era de hacer cosas importantes para los demás, no deberías descartarlo. Vuelve a pedirle en tu oración al Señor que te ayude a soñar en grande, y fíjate que cada sueño, es como una escalera de muchos peldaños. Comienza por subir alguno de ellos y así verás que tus decisiones, esas que alguna vez tomaste, se pueden volver realidad. Insiste en ser mejor y lo lograrás.

Texto del Evangelio de hoy: San Lucas 11:5-13

También les dijo:

«Supongamos que, a medianoche, uno de ustedes va a la casa de un amigo y le dice: “Vecino, préstame por favor tres panes. Un amigo mío, que está de viaje, ha llegado y va a quedarse en mi casa; ¡no tengo nada para darle de comer!” Supongamos también que el vecino le responda así: “¡No me molestes! La puerta ya está cerrada con llave, y mi familia y yo estamos acostados. No puedo levantarme a darte los panes.” Si el otro siguiera insistiendo, de seguro el vecino le daría lo que necesitara, no tanto porque aquél fuera su amigo, sino para no ser avergonzado ante el pueblo.

»Por eso les digo esto: pidan a Dios y él les dará, hablen con Dios y encontrarán lo que buscan, llámenlo y él los atenderá. Porque el que confía en Dios recibe lo que pide, encuentra lo que busca y, si llama, es atendido.
»¿Alguno de ustedes le daría a su hijo una serpiente si él le pidiera un pescado?¿O le daría un escorpión si le pidiera un huevo? Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, con mayor razón Dios, su Padre que está en el cielo, dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan.»

Texto bíblico: Traducción en lenguaje actual  ® © Sociedades Bíblicas Unidas, 2002, 2004.

Leer más posts sobre: Lectio Divina

Ricardo Grzona
Ricardo Grzona

Hermano Ricardo es argentino, y radica actualmente en Miami, Florida. Es experto en Lectio Divina y presidente ejecutivo de la Fundación Ramón Pané, que trabaja en la «Nueva Evangelización» por los diversos medios de tecnología. Junto con un pequeño grupo de jóvenes entre 25 y 32 años de edad, Ricardo prepara las aportaciones diarias para el Lectio Divina.

Leé más de Ricardo Grzona

Gracias al apoyo fiel de nuestros socios financieros, American Bible Society ha ayudado a las personas a interactuar con el mensaje transformador de la Palabra de Dios por más de 200 años.

Ayúdanos a compartir la Palabra de Dios con los más necesitados

Haz Tu Donación Ahora

Subscríbete

Quiero recibir consejos, materiales y recursos bíblicos.

×

Subscríbete

Quiero recibir consejos, materiales y recursos bíblicos.