¿Qué dice la Biblia sobre las dádivas de Dios? El mejor regalo de la vida te espera 11 de diciembre de 2018 Juan Terranova
¿Qué dice la Biblia sobre las dádivas de Dios?
¿Qué dice la Biblia sobre las dádivas de Dios? El mejor regalo de la vida te espera 11 de diciembre de 2018 Juan Terranova
Blog de la Biblia

¿Qué tienen en común Mateo 7:11; Lucas 11:13; Romanos 6:23 y Santiago 1:17?

Todos los versículos mencionados hablan de las dádivas de Dios, sin embargo, Santiago 1:17 parece ser un resumen de todos ellos:

«Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación».

Guido de Brès dijo en su Confesión Belga (1561): «Todos creemos en nuestros corazones y confesamos con nuestras bocas que existe un ser espiritual único y simple, a quien llamamos Dios —eterno, incomprensible, invisible, inmutable, infinito, todopoderoso; completamente sabio, justo y bueno, y fuente rebosante de todo bien».

Santiago habla a sus hermanos judíos que están sufriendo en la dispersión, y les dice que la tentación no viene de Dios, sino de sus propios deseos desordenados. De Dios recibimos todo lo que es bueno, adecuado y útil.

Santiago habla desde su corazón de pastor y les dice que entiende a quienes viven lejos de su hogar, enfrentando una situación difícil; pero los exhorta a no dejarse engañar: «No eleven sus quejas a Dios», pues de él solo viene lo bueno.

Cuando enfrentamos situaciones difíciles, las mismas pueden deberse a que Dios las envía o permite para que nos acerquemos a él o para que confiemos plenamente en él; eso no tiene nada que ver con el mal, pues de Dios solo viene lo bueno. 

A veces decimos: «Dios ha sido bueno conmigo», para expresar que las cosas nos están yendo bien, como si cuando perdemos el trabajo o nos pasan cosas desagradables se debiera a que Dios no ha sido bueno con nosotros. Debemos recordar que Dios es bueno, ¡siempre bueno! Sin importar cuáles sean nuestras circunstancias, nunca debemos olvidar que Dios es la fuente de todo lo bueno, pues toda buena dádiva proviene de Dios.

Pablo dice en Romanos 8:32 que como Dios nos ha dado lo máximo (envió a su Hijo para que recibiera el castigo que nosotros merecíamos y para que nosotros, de esa manera, recibamos su justicia), cómo no nos dará también con él todas las otras cosas. En su bondad, Dios nos dio la gran Dádiva y sigue haciéndolo pues él es la fuente de toda buena dádiva.

Por otro lado, debemos considerar el carácter de Dios. Para comprender la razón de las dádivas, debemos entender el carácter del Dador. Santiago dice que Dios es el «Padre de las luces», lo que nos recuerda 1 Juan 1:5: «Dios es luz, y no hay ninguna tinieblas en él». De Dios solo puede venir lo que pertenece a la luz. No puede haber oscuridad —ni nada que la represente— en la presencia de Dios. Y esto siempre ha sido así, pues Santiago nos dice que en el «Padre de las luces… no hay mudanza ni sombra de variación». Como siempre, toda buena dádiva viene de él. ¿Cuáles son los ejemplos bíblicos de esas buenas dádivas?

«Pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a quienes se las pidan!» (Mateo 7:11).
«Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?» ( Lucas 11:13).
«Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro» (Romanos 6:23).

Entonces, podemos afirmar que Dios es el Padre de las luces, que no cambia y siempre está interesado por sus hijos, a fin de que ellos crezcan en el conocimiento del Hijo de Dios, Señor nuestro. Él es la fuente de toda buena dádiva y de todo don perfecto. Sin duda, al darnos al Espíritu Santo y a su propio Hijo, queda claro que Dios no escatimó nada para que podamos ser salvos eternamente a través de la obra completa de Cristo en la cruz, y para que podamos responder a Dios viviendo vidas que reflejen su imagen. Nuestro privilegio y responsabilidad es vivir de acuerdo con los parámetros de Dios, y así responder positivamente a todo lo que Dios nos ha dado.

Calvino dijo: «La fe sola salva, pero la fe que salva nunca está sola». Que el Señor nos ayude a vivir vidas que reflejen que nuestra fe no está sola, y que glorifiquen y honren al Padre de las luces y fuente de toda buena dádiva.

Leer más posts sobre: EquilibrioTiempo Devocional

Juan Terranova
Juan Terranova

Felizmente casado con Diana Graciela Webb desde hace casi 45 años. Dos hijos, ocho nietos. Activo participante de la Iglesia Bautista Bethel, en Villa Ballester, Argentina. Estudió Planificación estratégica en La Universidad de Belgrano, Argentina; obtuvo un Master of Divinity Degree en la Columbia International University, en EUA; enseñó en diversos países de América Latina, principalmente en las áreas de Misionología, Biblia y Ciencias bíblicas.

Leé más de Juan Terranova

Gracias al apoyo fiel de nuestros socios financieros, American Bible Society ha ayudado a las personas a interactuar con el mensaje transformador de la Palabra de Dios por más de 200 años.

Ayúdanos a compartir la Palabra de Dios con los más necesitados

Haz Tu Donación Ahora

Subscríbete

Quiero recibir consejos, materiales y recursos bíblicos.

×

Subscríbete

Quiero recibir consejos, materiales y recursos bíblicos.